Gráficos Circulares

Esta herramienta puede ser útil para estudiar las relaciones entre las cosas, especialmente la importancia, influencia o poder relativos de las personas, organizaciones o grupos.

¿Por qué? El análisis del poder es un punto clave de Reflect-Acción. Los gráficos circulares pueden ser muy útiles para estructurar el análisis de las dinámicas o relaciones complejas entre personas, grupos u organizaciones. También se los puede usar para estudiar la importancia relativa de las distintas influencias que pesan sobre una persona o un proceso.

¿Cuándo? En cualquier momento.

¿Cómo? Cada uno de los círculos que componen un gráfico circular representa un actor o influencia diferente, con su correspondiente tamaño y ubicación. Para confeccionar el gráfico hace falta: usar objetos movibles para la primera versión a gran escala, en cuya construcción participa todo el grupo; negociar los actores, el tamaño de los círculos y las relaciones dentro del grupo; y facilitar una discusión exhaustiva del gráfico terminado.

Los ejemplos que figuran a continuación muestran cómo este tipo de gráfico puede ser utilizado para analizar las relaciones de poder dentro de la familia, la comunidad y a nivel nacional.

Poder personal: Un uso muy poderoso del gráfico circular (practicado en el País Vasco) es hacer que l@s participantes dibujen, individualmente, un gráfico de las relaciones de poder dentro de su propia familia cuando eran niñ@s. Cada persona de la familia es representada por un círculo, incluso el o la participante, y su poder relativo por el tamaño del círculo.

Los círculos se colocan a diferentes distancias los unos de los otros para mostrar la clase de relación que existe entre ellos y, de acuerdo a eso, se agregan líneas o símbolos. También se pueden colocar todos los círculos en relación a la persona que confecciona el gráfico. Cuando el gráfico está terminado, cada participante confecciona un segundo gráfico para ilustrar las relaciones de poder dentro de su entorno familiar actual. La discusión y el intercambio de historias que siguen pueden centrarse en las razones para atribuir poder a ciertas personas, los sentimientos de poder o impotencia, los cambios que pueden o no haber entre generaciones y las posibles similitudes entre familias.

El mismo proceso puede servir para analizar las relaciones entre personas en muchos otros contextos, incluido el mismo grupo Reflect-Acción, o la comunidad en la que funciona. En algunos talleres de capacitación Reflect-Acción se confecciona un gráfico circular como parte del proceso de evaluación, para mostrar las relaciones de poder entre participantes y facilitadores. Cada participante puede confeccionar su propio gráfico que será luego compartido / analizado con l@s demás, o bien se puede hacer un solo gráfico para recoger el consenso de todo el grupo (aunque sin evitar el conflicto que pueda surgir durante el proceso).

Influencias dentro de la comunidad: Otro uso de los gráficos circulares es estudiar la dinámica de poder al interior de los grupos y organizaciones, y entre ellos. Este tipo de gráfico se confecciona en forma colectiva, con todo el grupo, empezando con un círculo grande que representa la comunidad. Seguidamente se agregan círculos de distintos tamaños: adentro del círculo principal, para representar la importancia relativa de las organizaciones o grupos que pertenecen a la comunidad y afuera del círculo principal, para representar las organizaciones externas con presencia o influencia en la comunidad.

Esta cartografía de las organizaciones puede dar lugar a un análisis muy provechoso, ayudando a l@s participantes a compartir información y opiniones dentro de un marco estructurado y permitiéndoles ver brechas o identificar oportunidades para el cambio. La visualización puede ampliarse, por ejemplo para agregar "valores" a las organizaciones - indicando las que pueden considerarse aliadas, neutrales o enemigas - o bien confeccionando versiones "ideales" del gráfico y viendo cómo llegar hasta ahí. Como siempre, habrá discusión y análisis sistemáticos durante el proceso de construcción del gráfico y otra etapa de discusión y análisis una vez terminado el gráfico, cuando se pueda apreciar el cuadro completo.

Ejemplos de la práctica:

En los talleres Reflect-Acción se ha utilizado a menudo el gráfico circular para analizar las relaciones de poder institucionales o la práctica del poder en el plano nacional o internacional. El proceso de construcción del gráfico es a menudo una manera útil para que participantes con puntos de vista diferentes, intercambien opiniones y traten de llegar a un acuerdo. La visualización puede ayudar a cristalizar puntos clave de diferencia y alentar a las personas a buscar un terreno común.

También se usaron gráficos circulares:

  • para analizar las relaciones de poder entre las diferentes castas en pueblos de la India;
  • para analizar la dinámica de poder a nivel nacional en Irlanda, estudiando el papel que desempeñan los actores principales como la iglesia, los medios, el gobierno y la Unión Europea;
  • para formular una estrategia de campaña para la campaña de educación de Ayuda en Acción, donde se trazó un mapa de las diferentes influencias sobre la educación en el plano internacional, o a nivel de los países participantes, para informar a la selección de objetivos y aliados del trabajo de promoción.

 

 

Queremos saber cómo has utilizado estas herramientas participativas. Puedes compartir tu experiencia aquí abajo.